Artritis

La artritis es la degeneración o inflamación de las estructuras articulares que están entre dos huesos conectados entre sí. Al degenerarse las articulaciones se siente: rigidez, dolor e incluso pérdida de la movilidad debido al roce que hay entre los huesos.

La artritis es una enfermedad que se divide en más de 100 tipos, las más comunes son: Reumatoide, osteoartritis, Fibromialgia, Gota y Artritis psoriásica.

 

Causas

Ya que existen más 100 tipos diferentes de artritis, se debe tener en cuenta que para cada tipo pueden existir causas distintas, sin embargo existen causas generales como: genética (hereditaria de padre y madre), defecto del sistema inmunológico, defecto en las estructuras articulares, hongos o bacterias que infecta la articulación y lesiones articulares.

Factores como la obesidad y realizar movimientos repetitivos que generan estrés en una articulación, están asociados con la artritis.

 

Síntomas

La artritis genera varios síntomas que pueden ser disminuidos con el uso del tratamiento adecuado. Las personas con artritis presentan síntomas como: dolor en la articulación afectada, irritación, inflamación, hinchazón, sentir la articulación caliente e incluso perdida de la movilidad de la misma.

Dependiendo del tipo de artritis, pueden existir distintos síntomas como por ejemplo: la deformidad de la articulación.

 

Diagnóstico

El diagnóstico comienza con un examen físico, en este examen, el médico examinará si en la articulación se presenta: líquido, enrojecimiento, sensibilidad, dificultad para su movimiento e incluso si está caliente.

Existen exámenes de sangre, radiografías e incluso es posible que el especialista extraiga líquido de la articulación, para así analizar si existe algún factor que cause la artritis, como una infección.

 

Tratamiento

El tratamiento de la artritis puede variar en función al tipo, por lo general un especialista receta medicamentos analgésicos como paracetamol o antiinflamatorios de tipo no estiroideo, como lo son el naproxeno o el ibuprofeno.

Para algunos tipos de artritis un especialista recetará medicamentos esteroideos pata combatir la inflamación, como lo son los corticosteroides. Para la Gota se recetan aquellos medicamentos que puedan disminuir los índices de ácido úrico.

Dependiendo del tipo de artritis es posible tratarla con ejercicio, fisioterapia y con cambios en la vida cotidiana. Los cambios por lo general son: dormir bien, tener una alimentación saludable, no mantener una posición que estrese la articulación por mucho tiempo, realizar actividades que ayuden a reducir el estrés.

Estos tratamientos funcionan par algunos tipos de artritis, sin embargo para artritis graves se debe aplicar un procedimiento quirúrgico.