Clamidia

La Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual que se origina por una bacteria llamada «Chlamydia», hombres y mujeres pueden ser infectados por esta bacteria que se puede alojar en la garganta, recto, uretra y cuello uterino. En la actualidad es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes y se puede contraer de varias formas.

 

Formas de Contraerla

La Clamidia se contrae por contacto sexual con una persona infectada, el uso de preservativo disminuye enormemente la probabilidad de contraer la enfermedad. Las madres infectadas con Clamidia que den a luz pueden infectar al bebe durante el proceso de parto. Es posible la re-infección, por lo que aquellas personas que ya han padecido la misma y han sido tratadas pueden volver a padecer Clamidia en el futuro mediante relaciones sexuales sin protección.

 

Síntomas

La Clamidia es una enfermedad que no presenta síntomas en los primeros días de contagio, por lo que muchas personas tienen relaciones sexuales sin protección creyendo que no la han contraído. Los síntomas generalmente aparecen varias semanas después de haberse infectado.

Los síntomas en mujeres son, ardor al momento de orinar, flujo vaginal de fuerte olor, dolor abdominal, dolor al momento de tener relaciones sexuales, fiebre y nauseas.

En cuanto a los hombres se puede presentar ardor al orinar, secreciones anormales del pene y ardor en la abertura, dolor e hinchazón en los testículos (en uno o en ambos).

En caso de infectar el recto, existe dolor rectal, secreción e incluso sangrado en mujeres y hombres.

 

Diagnóstico

Es diagnosticada mediante análisis de laboratorio utilizando muestras de orina en hombres y mujeres. En las mujeres es posible hacer el diagnostico mediante el análisis de una muestra del flujo vaginal para detectar si padece de Clamidia. Esta prueba es obligatoria y de rutina en aquellas mujeres que están en período de embarazo, por lo general se indica hacer la misma en la primera cita médica para control de embarazo.

 

Tratamiento

El tratamiento para la Clamidia es la ingesta de antibióticos, por lo general los médicos indican la ingesta de estos medicamentos por 7 días consecutivos. El tratamiento suele ser efectivo, se recomienda esperar 7 días luego de terminado para volver a tener relaciones sexuales, la infección puede aparecer de nuevo y por ende a los tres meses de terminar el tratamiento se debe hacer otra prueba de laboratorio para descartar re-infección.