Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica que ataca la parte musculo esquelética del cuerpo humano, generando un dolor de carácter prolongado que se expande por todas las partes del cuerpo, no existiendo una causa que de origen a la enfermedad.

 

Historia

Los primeros indicios de la enfermedad se remontan al año 1750, fecha en la que el médico británico sir Richard Manningham se refiere a los síntomas como fiebre nerviosa o histérica, la fiebre de los espíritus. Con el paso del tiempo la enfermedad fue pasando por una serie de connotaciones, percibiéndose en la mayoría de los casos como un reumatismo psicógeno. En todo el siglo XX se creía que el origen a los dolores generales y la hipersensibilidad eran causa de trastornos psicológicos asociados a la falta de sueño.

Después de varias décadas de estudio y a pesar de que se sostiene un debate por el hecho de no tener un origen a la enfermedad, es hasta 1992 que la OMS reconoce a la Fibromialgia y la incluye dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

A pesar de no existir una causa concreta que de origen a este trastorno, se han presentado numerosas investigaciones que demuestran que la enfermedad tiene un origen neurológico la cual ataca al sistema nervioso central, generando alodinia e hiperalgesia (exagerada hipersensibilidad en diversas partes del cuerpo).

 

Síntomas

Los primeros síntomas generales están relacionados con el sistema nervioso central, causando dolores crónicos que pueden confundirse con otros síntomas, esto se debe a que el sistema neurológico activa constantemente la sensación de dolor y sensibilidad por todo el cuerpo, de aquí que los pacientes con fibromialgia sean hipersensibles al calor, al frío, a la presión, etc.

A medida que avanza la enfermedad el afectado puede presentar un deterioro cognitivo, lo que conlleva problemas de concentración, de memorización, dificultad para comprender la información y para expresarse verbalmente de manera fluida.

Otros síntomas asociados a la enfermedad son problemas para dormir y adormecimiento de pies y manos.

 

Diagnostico

El diagnóstico de la fibromialgia generalmente sucede cuando el paciente ha pasado por un sin número de pruebas médicas y no presenta problema alguno, aquí es donde se empieza a sospechar de la presencia de la enfermedad, por lo que se procede a realizar una evaluación neurológica y física.

 

Tratamiento

Se debe saber que no existe una cura para la fibromialgia, sin embargo los síntomas se pueden controlar con fármacos (relajantes musculares, antiepilépticos, hipnóticos, antidepresivos tricíclicos, etc.), y terapia conductual.