Hígado Graso

El Hígado Graso es una enfermedad en la que aparecen depósitos de grasa en el hígado, dichos depósitos no significan un daño grave, aunque no es normal que estén allí. El problema es al momento que esta grasa se convierte en una sustancia tóxica para las células del hígado, debido a esto se pueden generar afecciones graves en el órgano como la cirrosis.

 

Tipos de hígado graso

Existen dos tipos de hígado graso, alcohólico (esteatosis hepática alcohólica) y no alcohólico. La esteatosis hepática alcohólica está relacionada a las bebidas alcohólicas.

El hígado graso no alcohólico por su parte se divide en dos subtipos, son: hígado graso simple: existe poca inflamación y no suele complicar con sus síntomas, el otro subtipo es esteatosis hepática no alcohólica, es más grave y puede causar afecciones a la salud crónicas.

 

Causas

Para el hígado graso alcohólico, la causa es el alcohol. Con respecto a las causas del hígado graso no alcohólico, no se tiene certeza de sus causas. Incluso los expertos no conocen la causa de la inflamación que en algunos casos desarrolla la cirrosis.

Lo que la ciencia médica conoce hasta ahora con respecto a las causas de esta hígado graso no alcohólico son los factores con los que está relacionado. Por lo general las personas con esta enfermedad suelen ser: obesas, con índices altos de azúcar y grasa en la sangre, resistentes a la insulina, tienen una presión arterial alta o ingieren medicamentos que están relacionados.

La combinación de los factores de salud mencionados favorece la acumulación de grasa provocando el hígado graso.

 

Síntomas

Los síntomas dependen del tipo de Hígado Graso, para el subtipo de hígado graso simple, son: molestia en la parte de abdomen en la que se encuentra el hígado, y fatiga. Para los tipos de hígado graso grave, se encuentra: hinchazón en el abdomen, agrandamiento del bazo y de los vasos sanguíneos, piel y ojos de color amarillo.

 

Diagnóstico

Los exámenes médicos que se realizan son de sangre, de imágenes y de tejidos. Empecemos por los análisis de sangre: Función de la enzima hepática y la función hepática, Hepatitis A, B y C, Glucemia, Hemograma completo, Hemoglobina A1C, Niveles de colesterol y Triglicéridos.

Los exámenes por imágenes son: Tomografía computarizada, Elastrografia magnética y transitoria. El examen por tejidos: biopsia hepática.

 

Tratamiento

Para los pacientes que sufran de hígado graso no alcohólico el tratamiento es bajar de peso, ya que de esta forma la cantidad de grasa que está en el hígado disminuirá y por ende la inflamación comenzará a desaparecer. Por otra parte si un paciente padece de hígado graso por la ingesta de un medicamento se le indicará que no lo ingiera más.

Hasta ahora no existen medicamentos que funcionen como tratamiento del hígado graso, si se sufre de la enfermedad por beber alcohol, el paciente no debe consumir más bebidas alcohólicas.