Lupus

El Lupus es una enfermedad en la que el organismo ataca células sanas de forma errada, se clasifica como autoinmune crónica. Las células afectadas pueden pertenecer a la piel, articulaciones, pulmones, cerebro, vasos sanguíneos y los riñones, provocando una inflamación y daño en los tejidos de cualquiera de los órganos a los que pertenezcan las células que son atacadas.

 

Tipos

El Lupus se divide en varios tipos para empezar está el Lupus eritematoso sistémico (LES), éste es el más frecuente.

Otro tipo de Lupus es el cutáneo subagudo que por lo general comienza generando ampollas en la piel, luego de estar al sol. El Lupus discoide por su parte genera erupción cutánea. También existe el Lupus que es inducido por medicamentos, sin embargo con detener la ingesta del fármaco es suficiente para erradicarle.

El lupus neonatal es el menos común de todos, afecta a los recién nacidos y por lo general se debe a problemas del neonato con los anticuerpos de la madre.

LES es un tipo de Lupus que puede llegar a ser leve o grave para la salud y afecta varias zonas del organismo.

 

Causas

Aún no se conoce la causa exacta del Lupus, sin embargo se han hecho estudios con el pasar de los años y hay evidencia de que varios factores son los que están involucrados en su aparición: La Epigenética, que no es más que alteraciones en los cromosomas que están relacionados a la actividad genética, la genética, el medio ambiente, infecciones e incluso virus.

 

Síntomas

Los síntomas generales son los siguientes: sensibilidad al sol, erupción en la piel, bajar de peso, úlceras en la boca, pérdida de cabello, dolor en el tórax si se respira profundamente, fiebre, fatiga y ganglios linfáticos inflamados.

Síntomas en órganos afectados

Cerebro: entumecimiento, sensación de hormigueo, debilidad, cambios de humor, problemas de visión, pérdida de memoria, convulsiones, dolores de cabeza.

Corazón: inflamación del pericardio.

Tracto digestivo: nauseas, dolor en el abdomen e incluso vómito.

Pulmón: toser con sangre o no poder respirar con comodidad.

 

Diagnóstico

El diagnostico se hace a partir de un número de síntomas que corresponden a la enfermedad. La primera prueba que los doctores prescriben es la AAN (anticuerpos antinucleares), si es positiva se deben hacer otras pruebas.

Si una persona tiene prueba positiva de AAN, no necesariamente tiene Lupus, por ende se hacen otros estudios y pruebas.

Luego de la AAN el médico procede a hacer un examen físico exhaustivo, ya que son muchos los datos que obtiene a partir del estudio, como: erupción en la piel, sonidos anormales en el corazón, entre otros más. Es posible que se haga un estudio neurológico.

Existen exámenes para diagnosticar LES, estos son: CSC (recuento diferencial) Creatinina en suero, Radiografía de tórax, examen de la orina, C3y C4, Coombs directo y otros.

 

Tratamiento

En la actualidad no hay una cura, se utiliza tratamiento para mejorar sus síntomas. Aquellos que son graves e involucran los órganos deben ser tratados con más rigurosidad. Por otra parte, los pacientes deben ser estudiados a nivel de: zona afectada, actividad de la enfermedad, entre otros, para de esta forma conocer el mejor tratamiento para su afección.

Si la enfermedad está en un nivel leve, se utilizan los Antiinflamatorios no esteroides o conocidos como AINE, Corticosteroides, Metrotrextato, Hidroxicloriquina.

Para aquellas personas con la enfermedad en nivel grave: Corticosteroides, Inmunosupresores, Micofenolato, Azatioprina, Cliclosfamida.

El Metrotrextato se utiliza para contrarrestar efectos de los Corticosteroides.