Rabia

La rabia es un virus que afecta a los mamíferos en su sistema nervioso central, está alojado principalmente en su cerebro y saliva, éste último es el primer factor de contagio. Al ocurrir la transmisión del virus, el período de incubación va de días a meses y al momento de que se notan los síntomas, la enfermedad trasciende al grado mortal tanto en animales como en seres humanos.

El 90% de casos de rabia en seres humanos es generado a partir de la mordedura de un perro.

 

Medios de Contagio

El virus de la rabia se contagia principalmente a través de la saliva de un animal infectado al entrar en contacto con una herida, igual sucede con las sustancias mucosas del mamífero infectado. Además según estudios hay probabilidad de que exista contagio a través del rasguño del animal infectado y que dicho rasguño provoque una herida hemorrágica.

Aún no hay otros medios de contagio de rabia confirmados, actualmente se realizan estudios para conocer si se transmite entre personas, ingesta de animales que hayan estado infectados e incluso se estudia si puede ser transmitida por trasplante de órganos

 

Síntomas

Los síntomas de la rabia suelen variar y dependen principalmente del modo en que se contrajo, además es importante señalar que de esto también depende el periodo de incubación, que va de pocos días a un año. Generalmente los síntomas que presenta el afectado son: fiebre, nauseas, dolor de cabeza, cansancio, anorexia, alucinaciones, desorientación, aerofobia (miedo a volar), convulsiones y parálisis fláccida (parálisis de los músculos debido a perdida de los mismos), todo estos síntomas terminan en un coma que genera en muchas personas el fallecimiento.

 

Diagnóstico

Al igual que la mayoría de los virus son difíciles de estudiar y diagnosticar, el virus de la rabia aún en la actualidad no tiene una forma de detección en seres humanos, es decir no existen pruebas de laboratorio que indiquen si una persona tiene la enfermedad. En los animales se aplica una prueba llamada Tinción Directa de Anticuerpos fluorescentes DFA (siglas en inglés).

 

Tratamiento

Luego que ocurre la infección no existe tratamiento efectivo para combatirla, sin embargo existe una mínima cantidad de sobrevivientes a esta enfermedad luego de ser infectados. Por ende es importante recibir una vacuna antes de que la infección comience a extenderse en el cuerpo. Se debe tener en cuenta que luego de recibir la mordida de un perro desconocido es importante acudir a emergencias.