Rinitis

La Rinitis es una inflamación producida en la mucosa nasal que genera diferentes síntomas en la garganta, nariz, ojos, cabeza, oídos e incluso la boca. Esta inflamación no permite el libre acceso de aire en los conductos nasales, por lo que dificulta la respiración. Está clasificada en varios tipos y subtipos, está la rinitis no alérgica: física, hipertrófica, hormonal, infecciosa, mecánica, medicamentosa, vasomotora, la rinitis alérgica: perenne, estacional, neutrófila, mastocitaria, eosinófila y la rinitis atrófica.

 

Causas

Se puede decir que prácticamente todos los seres humanos tienen Rinitis al menos una vez en su vida, son muchos los factores que causan esta inflamación de la mucosa nasal, como: gripe, resfriado, alergias, estar en un ambiente con humedad constante, estar expuestos a humo (tabaco, quema de basura, etc. y  los aeroalérgenos.

 

Síntomas

Los síntomas son similares para la Rinitis alérgica y no alérgica, lo que pueden diferenciarlos es la gravedad de los mismos, entre ellos están picazón en la boca, la nariz, los ojos, la piel, la garganta, perder momentáneamente el olfato, estornudos, ojos llorosos, tos, oídos tapados, irritación de la garganta, hinchazón debajo de los ojos y dolor de cabeza.

Para la Rinitis atrófica los síntomas son distintos y deben ser tomados con más precaución, se pueden mencionar, olor desagradable en la nariz, obstrucción nasal, hemorragia nasal (sangrado por la nariz), infección de tipo secundaria, deformidad de la nariz, otitis y faringitis.

 

Diagnóstico

Por lo general un doctor hace un examen médico en las fosas nasales para denotar si la mucosa de los cornetes tiene un color enrojecido y está inflamada. El diagnóstico de la Rinitis no necesita de exámenes de laboratorio, con el examen físico por parte del médico es posible diagnosticarla.

Para identificar el tipo de Rinitis que una persona padece se deben estudiar los síntomas que presenta. Por ejemplo, la alérgica como la no alérgica producen los mismos síntomas, no obstante la alérgica provoca estornudos constantes y molestos, lo que la diferencia de la no alérgica. Por su parte la atrófica genera otros síntomas de mayor gravedad ya descritos en el apartado anterior.

 

Tratamiento

Los tratamientos para la Rinitis pueden funcionar para cualquier tipo de inflamación de la mucosa nasal. Por lo general se utilizan los siguientes medicamentos  para reducir esta inflamación: atomizador nasal compuesto de esteroides, antihistamínicos, medicamentos para reducir la sustancia del organismo que causa síntomas de alergia, como lo es inflamación de la mucosa nasal y los descongestionantes nasales. También son recomendables los lavados nasales hechos por profesionales de la salud y tratar las causas que originan la enfermedad.